viernes, 7 de diciembre de 2012

TEMARIO DE HISTORIA BLOQUE II

Tema. Las civilizaciones agrícolas de Oriente y las civilizaciones del Mediterráneo.
Panorama del periodo. Ubicación temporal y espacial de las civilizaciones agrícolas de Oriente y del Mediterráneo.

  • La primera civilización urbana floreció en Mesopotamia, hacia el año 4 000 a.C. 
  • Hacia el 3 200 a.C., se desarrolló la civilización egipcia.
  • La civilización india lo hizo en el 3 000 a.C.
  • La china inició cerca del año 2 000 a.C.
  • En los alrededores del mar Mediterráneo, en el continente europeo, surgieron dos civilizaciones agrícolas: Grecia y Roma. La primera, hacia el 2 500 a.C. y la segunda, aproximadamente, en el 753 a.C. 
  • Todas compartieron algunas características comunes, como el uso de un sistema de escritura
    y la agricultura basada en el cultivo de cereales.
  • ESTUDIAR EL MAPA DE LAS CIVILIZACIONES AGRICOLAS DE LA PAG.37 DE HISTORIA.
  • Civilizaciones a lo largo de los ríos: Mesopotamia, Egipto, China e India.
  • En algunas de las regiones del mundo en donde se empezó a practicar la agricultura (Mesopotamia, China, Egipto e India) existieron condiciones favorables para el desarrollo de las civilizaciones, es decir, grandes extensiones de tierra fértil y ríos que proporcionaban agua para regar los cultivos y permitían que las cosechas crecieran en mejores condiciones y fueran más abundantes.
  • Las civilizaciones agrícolas tuvieron una estrecha relación con ríos: Mesopotamia significa, precisamente, “tierra entre dos ríos”, pues estaba situada entre el Tigris y el Éufrates; en las ciudades que conformaron la cultura egipcia se utilizó el río Nilo no sólo para el riego, sino también para navegar. Por su parte, la civilización india se asentó en la ribera del río Indo y la china se estableció alrededor de los ríos Hoang-Ho y Yang- Tze-Kiang.
  • Características comunes: forma de gobierno, división social, ciencia, tecnología y religión.
  • Entre los años 3 500 y 500 a.C., en las civilizaciones agrícolas empezó el proceso de urbanización, con lo que hubo varios cambios, por ejemplo, al construir las primeras ciudades, el trabajo se especializó y aparecieron diferentes oficios así como las actividades administrativas.
  • Aunque habitaron diferentes territorios, estas civilizaciones tuvieron características en común. En lo que respecta a su sociedad, se dividía en gobernantes, sacerdotes, altos funcionarios, jefes militares, artesanos, campesinos y esclavos. En general, su gobierno era teocrático, es decir, los gobernantes eran jefes políticos y religiosos al mismo tiempo; en Egipto y China incluso se consideraba que los dioses eran quienes otorgaban el poder a los gobernantes.
    ESTUDIA LA TABLA DE GOBERNANTES DE CADA CIVILIZACION
  • La religión era politeísta, esto es, adoraban a varios dioses. Sus primeras deidades estaban representadas por elementos de la naturaleza, algunos animales y el Sol y la Luna; con el paso del tiempo, empezaron a creer en dioses que representaban virtudes (como la justicia y la sabiduría) o características humanas (como la ira y el amor). En la tabla de la página 44 revisa y estudia los dioses de estas civilizaciones.
  • Las civilizaciones agrícolas también desarrollaron la ciencia. Así, el estudio de las matemáticas y la astronomía fue de gran importancia, y gracias a sus conocimientos médicos realizaban algunas cirugías y usaban herbolaria para tratar enfermedades. 
  • Diseñaron diversas tecnologías que aplicaron tanto en la construcción de sistemas de riego basados en el aprovechamiento del caudal de los ríos, como en el trabajo con metales (oro, bronce, cobre y hierro), para elaborar armas, herramientas de trabajo, utensilios y adornos.
  • La escritura se inventó por la necesidad de comunicarse, llevar el registro de los impuestos y contar los productos agrícolas y las manufacturas. 
  • De la pagina 46, ESTUDIA LOS TIPOS DE ESCRITURA.
  • Por sus características geográficas, desde hace mucho tiempo, el mar Mediterráneo ha sido uno de los más importantes del mundo. Es un mar poco profundo, con escasas corrientes marinas, lo cual facilita la navegación. Sus riberas tienen un clima templado, con veranos secos y calurosos, así como inviernos con heladas y lluvias suficientes para desarrollar la agricultura. Las islas que hay en él están a poca distancia de los territorios continentales, lo cual ha facilitado los contactos entre los pueblos y el traslado de mercancías.
  • Alrededor del Mediterráneo y en sus islas vivieron diversos pueblos: egipcios, fenicios, israelitas, griegos y romanos, entre otros, quienes formaron pequeños reinos y ciudades, y desarrollaron una región de intercambio cultural y comercial. Algunos de ellos, como los fenicios, se dedicaron a la construcción de barcos ligeros y resistentes, que usaron para el comercio, la guerra y el transporte de pasajeros. El transporte marítimo facilitó la compraventa de diversos productos, como vino, aceite de oliva, cerámica, joyería y tejidos.
  • La cultura griega se desarrolló en el extremo noreste del Mediterráneo, en los territorios que hoy ocupa Grecia, en las costas de Asia Menor (actualmente Turquía) y diversas islas como Creta, Chipre, Rodas y Sicilia (Italia).
  • Antes de que los primeros griegos llegaran a esta zona, en Creta ya había florecido una cultura. Los cretenses eran un pueblo pacífico de navegantes que estuvo en contacto con Egipto y Medio Oriente. Su ciudad capital era Cnossos. Esta civilización desapareció repentinamente por la violenta erupción
    de un volcán en una isla cercana.
  • En Grecia prosperó el pueblo micénico, llamado así porque su principal ciudad era Micenas. Alrededor del año 1 000 a.C., los micénicos conquistaron la ciudad de Troya en Asia Menor (este episodio inspiró el famoso poema La Iliada). Siglos después, esta región fue invadida por pueblos guerreros provenientes del norte, llamados helenos, quienes desarrollaron una de las más importantes culturas del mundo antiguo. 
  • Los helenos o griegos no sólo dominaron el área que antiguamente ocupaban los cretenses y micénicos: extendieron su influencia hacia territorios lejanos como Sicilia y la península Ibérica. Además de ser notables navegantes y hábiles guerreros, desarrollaron diversas áreas del saber como filosofía, historia, música, matemáticas y geografía, entre otras. Muchos de estos conocimientos han perdurado con el paso de los siglos, por lo cual se considera a los griegos como los padres de la cultura occidental.
  • Territorios independientes, con gobierno y ejército propios. En griego antiguo, estas poblaciones eran llamadas polis y hoy las conocemos como ciudades-Estado.
  • Todas las polis eran muy distintas entre sí. Al comparar Esparta y Atenas, dos de las más importantes, podemos ver estas diferencias: Esparta era gobernada por reyes; sus habitantes eran educados
    para la guerra, debían ser sanos, fuertes y hábiles en el manejo de las armas; a las mujeres se les enseñaba a luchar al igual que a los hombres, tenían derechos y libertad para elegir a sus esposos. 
  • En Atenas, en cambio, los gobernantes eran elegidos por el voto de los ciudadanos; los hombres no sólo eran educados para la guerra, sino también para la política y el arte pero las mujeres no iban a la escuela, sólo podían salir acompañadas de sus familiares y no tenían derechos políticos.
  • El término democracia significa “gobierno del pueblo” y se refiere a una forma de gobernar que surgió en la ciudad de Atenas en el siglo V a.C. La democracia ateniense se basaba en la participación de todos los ciudadanos en la vida política, ya que cualquiera de ellos podía intervenir de forma directa en la toma de decisiones o en la elaboración de leyes, y elegir a quienes desempeñaban cargos públicos (por ejemplo, juez) o ser elegidos para ello.
  • La cultura griega alcanzó su esplendor en el siglo V a.C. Posteriormente, Macedonia, una de las ciudades-estado griegas, se impuso sobre las demás: en el siglo IV a.C., su rey, Alejandro Magno, encabezó la formación del imperio heleno, que se extendió hasta Asia Menor, Siria, Fenicia, Palestina, Egipto, Mesopotamia, el actual Afganistán y parte de India.
  • Aunque tras la muerte de Alejandro su imperio se dividió en varios reinos, la influencia griega o helena perduró por varios siglos y dio lugar a la llamada “civilización helenística”, la cual favoreció la difusión de la lengua, la religión, la filosofía, el arte y el sistema político griegos en la región oriental del Mediterráneo.
  • En este periodo, el puerto egipcio de Alejandría se convirtió en uno de los principales centros de comercio e intercambio cultural del Mediterráneo. La civilización helenística llegó a su fin en el siglo I a.C., cuando Roma consumó la conquista de Egipto.
  • Los etruscos se considera que fueron una de las principales influencias
    de los romanos. Los etruscos sometieron a los recién llegados, quienes se unieron con otro grupo, los sabinos; la unión de los tres grupos dio origen al pueblo romano. Sus principales actividades eran la
    pesca, la navegación, la cría de ganado y la agricultura (sobre todo el cultivo de la vid y el olivo).
  • En Roma existían varios grupos sociales: los patricios eran personas con privilegios que podían votar en elecciones; los plebeyos eran la población de escasos recursos; los libertos o trabajadores libres; y los esclavos.
  • La historia de la civilización romana se divide en tres periodos. 
  • El primero, de los años 753 a 509 a.C., corresponde a la monarquía, en la que el pueblo era gobernado por un rey que tomaba todas las decisiones y cuyo cargo era hereditario y vitalicio (es decir, de por vida). Roma fue gobernada por siete reyes, etruscos y latinos, en diferentes periodos.
  • Entre los años 509 a 27 a.C., se desarrolló la república, cuyo gobierno estaba dividido en poderes y el pueblo podía elegir representantes en los que depositaba el poder que le correspondía. Así, el gobierno recaía en dos cónsules o jueces superiores que tenían igual poder y ocupaban ese cargo durante un año; para tomar decisiones, debían consultar al senado, compuesto por 300 integrantes, quienes a su vez elegían a los cónsules. Durante la república comenzó la expansión de los romanos: conquistaron varios pueblos y lograron el control de lo que hoy es Italia y del mar Mediterráneo.
  • El último periodo de la civilización romana fue el imperio, que abarcó desde el año 27 a.C. hasta el año 476 d.C. El primer emperador fue el político y militar Octavio Augusto (hijo adoptivo de Julio César, quien había sido asesinado por los senadores al tratar de restablecer la monarquía durante la república). En esta etapa el gobierno era encabezado por el emperador, quien concentraba en su persona toda la autoridad. Los romanos forjaron un extenso imperio, pero, a pesar de los esfuerzos de los gobernantes, con el tiempo se fue debilitando y finalmente se desintegró en el año 476 d.C.
  • El imperio romano dominó territorios que hoy corresponden a más de 40 países de Europa, Asia y África. Se dividía en provincias regidas por gobernadores, quienes eran nombrados por el emperador.
  • Los primeros cristianos fueron en su mayoría judíos, pero posteriormente muchos griegos y romanos adoptaron esta religión. Al principio, practicaron sus creencias sin mayor conflicto, debido a la política romana de libertad religiosa, pero más tarde fueron perseguidos, porque se consideraba que sus ideas iban en contra de la autoridad romana y ponían en peligro la unidad del imperio. Por ejemplo, se negaban a rendirle culto al emperador y a los dioses romanos, pues según sus creencias sólo existía un único dios. A pesar de ello, mucha gente se convirtió al cristianismo, particularmente esclavos y gente pobre. Hacia el año 313 d.C., el emperador Constantino se declaró cristiano y en un documento conocido como Edicto de Milán, decretó la neutralidad religiosa del imperio, con lo cual se permitió la libertad de creencias, incluido el cristianismo, por lo que cesó la persecución.
  • Las civilizaciones antiguas dejaron una gran herencia cultural y parte de ella aún permanece en nuestros días. Así, por ejemplo, la numeración arábiga procede de India (es llamada así porque los árabes la llevaron a varias partes del mundo). Los mesopotámicos nos legaron la rueda y la escritura, entre otros aportes; los egipcios, el uso de minerales para elaborar cosméticos. De la civilización china heredamos el papel (que entonces se elaboraba con trozos de telas, corteza de árboles y bambú), así como la pólvora, una forma de imprenta rudimentaria, y la brújula. Por su parte, el pueblo griego nos dejó como herencia la democracia,matemáticas, y el teatro. En tanto, los romanos nos legaron el derecho, el idioma, porque su lengua, el latín, es la base del español, el francés y el portugués, entre
    otros, que son llamadas lenguas romances (por la palabra romanus) y se hablaban en las provincias del imperio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada